Diario de la perplejidad (II): Grecia, Petra Laszlo y los ODS

periodista-zancadilla--644x362

1.- Amanecer Dorado, Orban y la deriva europea.

Las elecciones griegas vuelven a dejar un dato dramático: el partido neonazi “Amanecer Dorado” se sitúa en tercera posición con 19 escaños y el 7% de los sufragios. No es la primera vez que sucede, pero sí pone de relieve nuevamente como la ruptura social en el país heleno es aprovechada por discursos fascistas que suelen abrirse hueco en este tipo de escenarios. Más preocupante todavía es otro dato que arrojan las encuestas del pasado domingo: Amanecer Dorado fue el partido más votado entre los jóvenes.

La realidad griega se suma a la deriva xenófoba europea, ya constatada en los últimos años, escenificada en las elecciones europeas de 2014 y agudizada con los discursos y decisiones de dirigentes como Víctor Orban en Hungría ante la crisis de refugiados más importante que acontece desde la Segunda Guerra Mundial. Europa tiene un problema. El modelo de cohesión social se descompone y determinados discursos populistas van en busca de chivos expiatorios que expliquen el malestar generalizado. Mientras, en Catalunya, el candidato a la presidencia de la Generalitat del Partido Popular, Xavier García Albiol, hacía campaña estos días con la idea de “priorizar con la inmigración latina porque se integra más”.

2.- La solidaridad selectiva y los nadies.

Después de la terrible foto de Aylan Kurdi, el niño sirio ahogado en las costas turcas hace unas semanas, la imagen que ha recorrido medio mundo es la de la inefable reportera húngara, Petra Laszlo, zancadilleando a Osama Abdul Mohsen y sus hijos Zied y Mohammad. Paradójicamente, es esa imagen la que ha cambiado la vida de Osama y de toda su familia por completo. Tan sólo unos días después de que la foto se popularizara, Osama llegó a Madrid, rodeado de cámaras y de ruedas de prensa, donde ha sido invitado a trabajar como entrenador de fútbol -su profesión- en Getafe. El caso de Osama no es el único. Algunas fotografías de este dramático éxodo sirio que estamos viviendo en directo también han llevado a que algunos de los protagonistas de esas imágenes hayan logrado captar la atención y la compasión de alcaldes, empresarios o familias determinadas que se han puesto en contacto con ellos para darles una oportunidad.

¿Estamos ante una ola de solidaridad selectiva? La globalización vuelve a mostrar otra de sus grandes paradojas: aquellos que, de forma totalmente fortuita, se han convertido en la representación de un drama que afecta a centenares de miles de personas son salvados del destino incierto y dramático que depara al resto de los que huyen. No obstante, cada día, en la frontera entre Serbia y Croacia (sigan este perfil de Twitter si no lo han hecho) y en las vallas de Ceuta y de Melilla, son miles las personas que se juegan y se dejan la vida, muchos de ellos nunca tendrá nombre ni, por supuesto, ningún futuro.

3.- De los ODM a los ODS: ¿punto de inflexión?

En pocos días tendrá lugar un acontecimiento histórico y bastante infraanalizado en los medios de comunicación. Tras 15 años, se pondrá fin a la agenda de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y dará comienzo la nueva agenda bautizada como la de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que estará vigente hasta 2030.

Dos grandes aspectos caracterizan este tránsito: a) Los ODM dejan un balance ciertamente ambiguo, con algunos logros en materia de alfabetización o de avance en la erradicación de algunas enfermedades, así como con tremendos fiascos en materia de sostenibilidad o bien de retrocesos incluso en regiones, por ejemplo, de África Subsahariana (especialmente África central y Cuerno de África); b) Los ODS ya no parten de una concepción del mundo Norte-Sur sino de un planteamiento mucho más global, en el que los retos ya no sólo miran hacia determinadas regiones, sino más bien hacia un modelo de desarrollo capitalista que no es universalizable.

Este callejón sin salida es, sin duda, uno de los retos de mayor envergadura que ha afrontado la humanidad: encontrar nuevos modos de vida, de organización social y económica, que partan de la idea de superar el capitalismo y de hacer el futuro viable para las generaciones venideras. No se trata de ideología, sino de mera supervivencia. 

Anuncios

1 comentario en “Diario de la perplejidad (II): Grecia, Petra Laszlo y los ODS”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s