De Tlatelolco a Ayotzinapa

21822483555_6cdd724ea8_z

Iván Navarro. Hoy hace 47 años de la masacre de Tlatelolco. El 2 de octubre de 1968 México padeció uno de los episodios más infames de su historia contemporánea. Esa tarde, en la que miles de estudiantes se manifestaban por los derechos sociales y educativos en la plaza de Tlatelolco, también conocida como de Las Tres Culturas, en el Distrito Federal, el ejército mexicano y el grupo paramilitar Batallón Olimpia – identificados estos últimos por el guante blanco que portaban-, recibieron órdenes del presidente de la república, Gustavo Díaz Ordaz, de acabar con la protesta estudiantil.  A las 17.55 horas, dos bengalas al cielo anunciaron el preludio de una jornada negra. La gran opacidad del gobierno mexicano, las mentiras, las telarañas de un sistema completamente corrupto, descompuesto, deshonesto; la impunidad, ha imposibilitado esclarecer –hasta la fecha- el número total de personas asesinadas, heridas, desaparecidas o encarceladas. En declaraciones posteriores y en un tono jocoso y despreciativo, Díaz Ordaz manifestaba en alusión al número de muertos que “desgraciadamente hubo algunos, no centenares. Tengo entendido que pasaron de treinta y no llegaron a cuarenta, entre soldados, alborotadores y curiosos” [a partir min. 1:39]. Diferentes investigaciones y testigos de aquel día, amplían sin embargo la magnitud de la tragedia a centenares de muertos. El Consejo General de Huelga estudiantil cifró en 325 las personas asesinadas esa noche en Tlatelolco. Decía Elenea Poniatowska en su obra “Fuerte es el Silencio”, en alusión al convulso año de 1968: “si en otros países se usaron gases lacrimógenos, aquí se dispararon balas”. Leer más “De Tlatelolco a Ayotzinapa”

Crisis, movimientos sociales y transformación social

Portades_RES 55 CS.indd

El ciclo de protestas que tiene lugar desde finales de 2010, con el inicio de la llamada “Primavera árabe” (o con anterioridad, si se tiene cuenta el caso de Islandia), puede interpretarse de dos formas distintas:

– Por un lado, desde una perspectiva esencialmente local(¿Qué causas políticas, sociales o económicas internas explican el inicio de la protesta en un lugar en concreto?) y cortoplacista (¿Qué resultados sociopolíticos han sido logrados desde el inicio de la protesta por parte de los actores o personas movilizadas que induzcan a interpretar su éxito o fracaso?).

– Por otro lado, desde una perspectiva más interrelacionada (¿Qué características comparten las diferentes protestas acaecidas desde entonces? ¿Qué novedades presentan?) y en clave de proceso político (¿Cuáles son los significados de este conjunto de protestas sociales a nivel global? ¿Cuál está siendo y puede ser a largo plazo su calado?). Leer más “Crisis, movimientos sociales y transformación social”