Ni peix, ni canya: què feia Rajoy a l’Àfrica?

1430659098_325560_1430673568_noticia_fotograma-599x275

Recentment, un tertulià d’un programa de televisió li comentava al periodista Xavier Aldekoa, amb motiu de la presentació del seu genial llibre “Océano África”, que el problema de l’Àfrica era que calia ensenyar a pescar i no donar directament els peixos. Davant d’aquest tòpic simplista i molt superat en el debat sobre desenvolupament, Aldekoa va respondre brillantment que la qüestió era començar per no trencar la canya.

I és que de forma històrica, el continent africà ha estat objecte d’espolis humans (tres segles d’esclavitud) i de recursos (colonització i neocolonialisme, tant occidental com xinés en l’actualitat), que han fet, efectivament, que les societats africanes hagin estat desposseïdes de la possibilitat de pescar els seus propis peixos, de fabricar les seves pròpies canyes i de pescar a la seva manera. Amb això no vull caure en un discurs naïve que exculpi el paper dels propis africans en la situació actual. És obvi que les elits africanes han col·laborat amb tot aquest procés de forma sistemàtica, i és obvi, i molt invisibilitzat també, que sectors de les societats africanes han resistit a la seva forma contra totes aquestes formes d’opressió. Leer más “Ni peix, ni canya: què feia Rajoy a l’Àfrica?”

¿Es la “seguridad humana” un concepto todavía útil?. Una reseña al libro de Karlos Pérez de Armiño e Irantzu Mendía.

SH

Reseña: Pérez de Armiño, Karlos y Mendia Azkue, Irantzu (2013): Seguridad humana. Aportes críticos al debate teórico y político, Madrid: Tecnos y Hegoa]. En Documentación social. Revista de estudios sociales y sociología aplicada, nº 166. Por Oscar Mateos.

***

El fin de la Guerra Fría propició un “clima” internacional en el que muchos actores pensaron que, tras un convulso siglo XX, era posible, por fin, iniciar una etapa sustentada en el desarrollo, la paz y la seguridad. Existía una aparente voluntad de, por un lado, impulsar lo que se denominó como “el dividendo de la paz” (esto es, la cantidad de recursos destinados a armamento que podrían ser ahora empleados en el desarrollo de los pueblos), y por otro, de conferir a Naciones Unidas un papel finalmente protagonista, tras haber mantenido un rol irrelevante durante la contienda bipolar y como consecuencia del bloqueo constante de sus decisiones en el seno del Consejo de Seguridad de la ONU. La euforia internacionalista de los noventa vino acompañada por una creciente preocupación por las llamadas “nuevas guerras”, es decir, la nueva tipología de conflictos armados que parecían consolidarse, caracterizados, entre otras cosas, por ser enfrentamientos fundamentalmente intraestatales, en los que la población civil era la principal víctima de la violencia y en los que se interpretaba que la pobreza y el subdesarrollo subyacían como algunas de sus principales causas. Este cambio de época se tradujo en la aparición de un buen número de documentos y acuerdos internacionales, como por ejemplo fue la “Agenda para la paz” del entonces Secretario General Boutros Boutros Ghali, los cuales reflejaban no sólo la fuerza de la nueva realidad multilateral sino que además estaban impregnados de una visión de la paz, del desarrollo o de la seguridad mucho más holística. Leer más “¿Es la “seguridad humana” un concepto todavía útil?. Una reseña al libro de Karlos Pérez de Armiño e Irantzu Mendía.”