La cooperación al desarrollo ante el cambio de época

Desigualdad-SocialEn la asignatura de Cooperación internacional al desarrollo (Facultad de Educación Social y Trabajo Social Pere Tarrés – Universitat Ramón Llull) hemos analizado hasta ahora tres aspectos que sitúan la cooperación ante importantes dilemas:

1.- El mundo en el que se gestó y desplegó la cooperación ha mutado substancialmente: la brecha Norte-Sur sigue siendo abismal, pero en algunos casos el Norte y el Sur están convergiendo. En este sentido, el PIB o los niveles salariales de algunos países del Sur (especialmente de los BRICs) se ha aproximado tímidamente a algunos de los países del Norte (especialmente los de la Europa mediterránea), en lo que se ha venido a llamar como el proceso de “igualación a la baja”. Si bien las desigualdades Norte-Sur se empiezan a difuminar, las desigualdades internas se erigen como el problema del presente y del futuro, esto es, pobreza y riqueza extremas conviviendo en una misma realidad “nacional”. El caso del Sur de Europa es obvio: los proyectos fundamentados en la cohesión social se han roto y la conflictividad y la incertidumbre social se han acentuado exponencialmente. ¿Cómo va a afrontar la cooperación al desarrollo esta nueva radiografía mundial, teniendo en cuenta que se gestó desde una perspectiva esencialmente Norte-Sur?

2.- La nueva geopolítica global, la configuración de un mundo multipolar (en el que siguen existiendo dos grandes polos como son EEUU y China) y la consolidación de nuevos actores como el G-20 (en detrimento de otros como Naciones Unidas) está redefiniendo hasta cierto punto las reglas de juego del mundo unipolar de la posguerra fría. Esta realidad está afectando claramente al ámbito de la cooperación al desarrollo. En el caso, por ejemplo, de África Subsahariana, existen nuevos actores como China o Brasil que están liderando nuevas dinámicas de cooperación sur-sur, las cuales están cuando menos desconcertando el papel tradicional de los estados occidentales en este asunto. ¿Cómo va a responder la cooperación al desarrollo, especialmente las ONGDs, a este nuevo escenario?

3.- La cooperación al desarrollo debe partir hoy de un interrogante clave: cooperar, pero ¿para qué desarrollo? El modelo de desarrollo capitalista no es viable, ya no sólo éticamente, sino medioambientalmente. Esto parece que no ha sido tomado suficientemente en serio hasta que los BRICs, especialmente China, han empezado a crecer económicamente y consolidar clases medias que tienen niveles de consumo que aumentan dramáticamente la huella ecológica. Este diagnóstico ya lo habían realizado certeramente multitud de actores hace años, indicando la insostenibilidad del modelo de consumo occidental (interesantes los primeros minutos de entrevista de Juan Ramón Lucas a José Luis Sampedro en los que reflexiona sobre este asunto). Pero parece que no ha sido hasta constatar el ritmo de crecimiento imparable de países como China que el planeta no se ha cuestionado la inviabilidad del modelo. Desde sectores de la cooperación llevan años planteándose alternativas basadas en modelos posdesarrollistas y postcapitalistas. ¿Cómo va a gestionar la cooperación al desarrollo esta tensión entre crecimiento, desarrollo y sostenibilidad? ¿Cómo va a implicar a actores como China, Brasil o Rusia en este debate?

Con este análisis de fondo, la segunda parte de la asignatura quiere empezar analizando el papel de la cooperación al desarrollo, de sus diversos actores (estatales, no gubernamentales, etc), y de las estrategias e instrumentos que utiliza para intervenir (campañas, proyectos, etc.). Asimismo, analizaremos tres aspectos claves:

  • las críticas a la cooperación al desarrollo, analizando, entre otras fuentes, algunos capítulos del libro “Blanc bo busca negre pobre”, de Gustau Nerín, pero también artículos en un sentido más constructivo que tratan de enfatizar los logros y las lecciones aprendidas de actores como las ONGDs;
  • el debate sobre la “coherencia” de la cooperación, muchas veces contrarrestada por las agendas de la política exterior (clásico ejemplo: mientras un país destina fondos para cooperación a la vez sigue vendiendo armas). En este sentido, abordaremos el libro de Davis Llistar “Anticooperación” y veremos la película “Interferencias”;
  • finalmente, plantearemos la crisis de modelo en el contexto de crisis y el impacto de los recortes que afrontan las ONGDs, tratando de invitar a algunos miembros de estas organizaciones para que analicen el presente y futuro del sector.

Todo este análisis y todos estos debates quieren precisamente ensalzar el papel decisivo de la cooperación al desarrollo, pero una cooperación que está obligada forzosamente a repensarse fruto de los numerosos cambios globales que se están produciendo.

Anuncios

2 comentarios en “La cooperación al desarrollo ante el cambio de época”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s