14-N: Más motivos que nunca para una huelga general

Mañana voy a secundar la huelga general. Los motivos para hacerlo no han cambiado substancialmente de los esgrimidos en el post sobre la Huelga General del pasado 29 de marzo. O sí. Es decir, existen más motivos, porque la situación social se está gravemente deteriorando y es para muchas personas una situación límite, inédita en los últimos 30 años, indicando, a todas luces, una ruptura del contrato social.

5 datos alarmantes

– El 21,1% de la población española vive por debajo del umbral de la pobreza.

– Los servicios sociales ya atienden a más de 8 millones de personas, a la vez que la reducción de las prestaciones sociales está experimentando una caída estrepitosa.

España es el país con mayor desigualdad de renta de toda la Unión Europea (el Coeficiente de Gini y el ‘Ratio 80/20’ así lo indican).

Más de un tercio de los trabajadores apenas alcanza el salario mínimo, mientras que el poder adquisitivo real están en el nivel más bajo de las últimas tres décadas.

– Los patrimonios más ricos han visto aumentada su riqueza en los últimos años, un proceso que viene produciéndose en el mundo occidental desde la década de los setenta y que, tal y como explican documentales como ‘Inside Job’, están en el origen de la crisis actual.

¿Solucionará algo la huelga?

Todos estos datos son motivos suficientes para alentar una movilización social absolutamente necesaria. Pero, ¿solucionará algo la huelga como tal? Es obvio que no: ni se retirará la reforma laboral que ha disparado los despidos y que ha provocado una precarización del trabajo de manera acelerada en los últimos meses, ni la política austericida se frenará al día siguiente de la protesta. Ahora bien, la huelga general, que se llevará a cabo a nivel europeo (Grecia, Portugal, …), es esencial ya que es parte de un proceso mucho más amplio de movilización del 99% versus ese 1% de la sociedad que está concentrando riqueza desde los años setenta y que ha visto en el contexto de crisis la oportunidad para desmantelar un modelo social que, precisamente, trataba de equilibrar las relaciones entre capital y trabajo.

Pero, ¿qué tipo de huelga?

En un contexto en el que el trabajo ha cambiado substancialmente (múltiples modalidades de contrato versus el trabajo clásico en torno a la fábrica) y en el que, recordemos, una de cada cuatro personas está en el paro, la huelga general se ha convertido no sólo en una protesta que busca parar los procesos de producción, sino también en la que emergen y se reinventan otras formas de movilización (huelga de consumo, huelga de cuidados, apoyo a las diferentes movilizaciones, etc.).

Germinal

“Germinal” es el título de una novela de Emile Zola, llevada al cine por el director francés Claude Berri. La grandeza del libro reside en el propio título. Zola escribe la novela en medio de la década de 1870, en un contexto de crisis y en el que el movimiento obrero está cada vez más organizado. La trama gira en torno a una huelga organizada por los mineros del norte de Francia en ese momento. La huelga en sí es un fracaso y Zola podría haber titulado a su novela “El fracaso del movimiento obrero”, pero decide titularla “Germinal”. No es casual, ya que el autor intuye que en su sociedad, caracterizada hasta ese momento por las condiciones de miseria en que vive la clase obrera en medio del auge industrial, está emergiendo una conciencia social cada vez más fuerte que exige derechos humanos y dignidad. Y es “germinal” porque esa etapa, a pesar de todas las derrotas, iniciará un período en el que el “sentido común” hasta entonces imperante se verá superado por una visión de la sociedad basada en valores como la justicia, la equidad y la fraternidad.

Seguramente, nos encontramos en un “momento germinal”, en el que una nueva conciencia social se abre paso y busca mejores y más justas formas de organización social, política y económica, con nuevas sensibilidades, como la ecológica. A pesar de lo que suceda mañana, del mayor o menor índice de seguimiento, la huelga general del 14 de noviembre forma parte de un proceso social histórico que sólo acaba de empezar.

Anuncios

5 comentarios en “14-N: Más motivos que nunca para una huelga general”

  1. Penso k hi han motius més k suficients per fer vaga demà 14 de novembre ! Un d’ells-
    Más de un tercio de los trabajadores apenas alcanza el salario mínimo, mientras que el poder adquisitivo real están en el nivel más bajo de las últimas tres décadas.

  2. Gràcies Grego pel teu comentari. En efecte, la precarització del treball és accelerada. Com deia André Gorz, estem davant d’un procés de ‘re-feudalització’ de les relacions socials.

  3. Oscar: t’escric en ple horari laboral, perquè estic fent vaga. Estic totalment d’acord amb els motius que expliques, i en la seva contextualització.
    A més hi afegiria que s’està instal·lant un discurs pervers contra els serveis públics i contra tot allò que sigui públic, que està fent molt de mal. Molta gent que se’n fa ressò no és conscient que es tracta d’un esglaó més cap al desmantellament de l’estat del benestar i del model social al que fas referència. Gràcies, Oscar, per les teves anàlisis. Una abraçada.

    1. Gràcies Xavier. Totalment d’acord amb tu. És un discurs generalitzador i amb una manca de rigor brutal, que no busca obrir un debat sobre el sistema públic, els seus límits i mancances, sinó que directament pretén estigmatitzar-ho. Una abraçada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s